Viernes 10 – Judas

Loading
loading..

Viernes 10 – Judas

JUDAS, El que pudo pero no quiso

Para leer: Mateo 26: 14 al 16, 21 al 25, 47 al 49

Para pensar:

Generalmente nos gusta hablar y aprender de las personas virtuosas, destacar sus rasgos sobresalientes e inspirarnos en sus vidas y obras. Pero no es así el caso presente. Judas no es una persona grata, su nombre ha quedado unido a su pecado y nadie podrá borrarlo; Sin embargo, Dios nos da un mensaje a través de él.

1) SU AMBICIÓN: Juan dice que fue Judas el que manifestó su enojo con el derroche de ungüento y sugirió que se hubiera podido vender para ayudar a los pobres. Juan también aclara que no lo dio por su amor a los pobres sino por su codicia del dinero, porque era ladrón (Juan 12: 4 al 6). Cuando escogemos la senda del pecado, como con Judas, a veces, el Señor no nos detiene de inmediato aparentemente. ¿Significa que aprueba nuestras acciones? En ciertas oportunidades utilizamos palabras piadosas para ocultar una mentira. ¿Hay mentiras piadosas? ¿No nos dice algo la conciencia cuando nos equivocamos?.¿ Tenemos algún versículo de advertencia?.

2) SU DECISIÓN: Tenía cierta habilidad administrativa. Era hombre de acción. No vaciló en entregar a su maestro ni tampoco en suicidarse después (Hechos1:18). Decisión no es sinónimo de fortaleza, o de convicciones firmes. Hoy hay personas que se detienen en ver la acción, pero no analizan la motivación, ¿Por qué lo hacen? O ¿Para quién?  ¿Qué 5 características tienen las obras que hacemos para Dios?

3) SU SIMULACIÓN: La sorpresa y preocupación de los discípulos expresadas en su pregunta:
“¿Soy yo Señor?” (Vs.22) demuestra que Judas supo ocultar muy bien su verdadera personalidad a tal punto que no despertó sospecha alguna en el grupo de sus condiscípulos. A la vez notamos la discreción de Jesús: sus palabras (vs.25) deben haber sido pronunciadas en vos muy baja y probablemente solo Pedro, que estaba al lado de Jesús, las escuchó. ¿Qué mensajes tiene esa actitud para nosotros? Tenemos aquí severas advertencias contra 3 males: La avaricia (1ra. Juan 2: 15 al 17), La hipocresía (2da. Timoteo 3:5), y La traición: cualquiera que elija otros intereses en lugar de Jesús, se convierte en traidor (1ra. Corintios 10:12)

Para orar: Señor, guárdanos del mal. Amén

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background